taxi

ABC: Una pierna ortopédica y una dentadura: las cosas más insólitas olvidadas en un taxi.

Llegeixo aquest titular i penso: “Ha de ser la notícia del dia”. Aquella que almenys arrenca un somriure i et fa oblidar EROs, crisi, Bárcenas i altres varis. I si ve de l’ABC encara més –que sempre té més guasa. El titular fa referència a un estudi que cada any publica un web per buscar hotelsHoteles.com– sobre els millors taxis. Un reclam com un altre. I entre l’objecte principal d’estudi –els millors taxis són els de Londres per setè any consecutiu- alguna anècdota que llueixi més que el propi estudi. I aquí és on ens expliquen que els usuaris de taxis es descuiden objectes tan variats com una cama ortopèdica –sempre es pot descollar; una dentadura –li falta pega; un trombó –costa fer-lo entrar i després ja no surt; o una gàbia amb un ocell –un cas més d’abandonament animal. Però crida l’atenció que també s’hi compti un exnòvio. En un taxi??? Bé, tenint en compte que acabarà pagant el trajecte, tampoc ho trobo tan malament. I si pot ser que el destí hagi estat llunyà.  🙂

 Leo este titular y pienso: “Tiene que ser la noticia del día”. Aquella que por lo menos arranca una sonrisa y te hace olvidar EREs, crisis, Bárcenas y otros varios. Y si viene del ABC aún más –que siempre tiene más guasa. El titular hace referencia a un estudio que cada año publica una web de búsqueda de hotelesHoteles.com– sobre los mejores taxis. Un reclamo como cualquier otro. Y entre el objecto de estudio –los mejores taxis son los de Londres por séptimo año consecutivo- alguna anécdota que luzca más que el propio estudio. Y aquí es donde explican que los usuarios de taxis se olvidan objetos tan variados como una pierna ortopédica –siempre se puede descollar; una dentadura –le falta pega; un trombón – cuesta que entre y luego ya no sale; o una jaula con un pájaro –un caso más de abandono de animal. Pero llama la atención que también haya un ex novio. ¿¿¿¿En un taxi???? Bueno, teniendo en cuenta que acabará pagando el trayecto, tampoco lo veo tan mal. Y si puede ser que el destino haya sido lejano.  🙂